Síguenos
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • Instagram Social Icon

©  2018 Programa Centralidad de la Niñez. Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM

  • PCN

Llega la chichigua de la ternura a tierra dominicana para dar Un paso por mi familia

Huellas de ternura, movilización animada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a través del Programa Centralidad de la Niñez, se une a la tradicional caminata Un paso por mi familia en República Dominicana, que en este año 2018 moviliza a miles de personas para promover la defensa de la vida bajo el lema “salvemos las dos vidas”.

Al finalizar la caminata, se realizará una eucaristía oficiada por Monseñor Faustino Burgos Brisman, Obispo Auxiliar de Santo Domingo, en la que una delegación de 10 niños durante el ofertorio entregarán la chichigua de colores procedente de Cuba como signo de alianza latinoamericana y caribeña en favor de la niñez.



En clave de unidad cristiana y en atención al llamado que el papa Francisco ha hecho por la cero violencia y 100 por ciento ternura para construir espacios de paz en el mundo, la caminata Huellas de ternura, movilización animada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a través del Programa Centralidad de la Niñez, se une a la tradicional caminata Un paso por mi familia en República Dominicana, que en este año 2018 moviliza a miles de personas para promover la defensa de la vida bajo el lema “salvemos las dos vidas”.


La delegación de Huellas de ternura, portando la chichigua de colores- como es conocida la cometa en República Dominicana- estima movilizar unas mil personas de las organizaciones socias en figura World Vision, Fe y Alegría, federación nacional de escuelas católicas, Cáritas y Pastoral materno infantil.


“Desde World Vision movilizaremos 200 jóvenes de nuestros programas para que acompañen Un paso por mi familia dejando Huellas de Ternura”, afirmó Joselyn Rivera, directora de Fe y Desarrollo de World Vision de República Dominicana, quien ha estado organizando también actividades formativas en el marco Huellas de Ternura en diversas diócesis.


Todos invitados a dar pasos por mi familia


Partiendo de la avenida George Washington en la esquina Abraham Lincoln de Santo Domingo, desde las 8 de la mañana sus organizadores la pastoral de la familia y vida de República Dominicana está convocando a todo el mundo, a todos los sectores sociales, a todos los sectores de iglesias, para dar pasos por la familia, por la vida, por la justicia, por la esperanza, por la tolerancia y, por supuesto, por la ternura.


La caminata Un paso por mi familia es una actividad tradicional que se ha realizado durante 7 años ininterrumpidos como corolario anual del trabajo que se desarrolla a través de la pastoral de familia e instancias aliadas, entre ellas la organización socia World Vision.


Huellas de ternura en esta ocasión fue acogida con actividades pedagógicas y formativas en Santiago de los Caballeros, Monte Plata y en Santo Domingo con el apoyo directo del CELAM, World Vision, Fe y Alegría, hermanos salesianos, federación nacional de educación católica, hermanas juanistas y jesuitas.


Al finalizar la caminata, se realizará una eucaristía oficiada por Monseñor Faustino Burgos Brisman, Obispo Auxiliar de Santo Domingo, en la que una delegación de 10 niños durante el ofertorio entregarán la chichigua de colores procedente de Cuba como signo de alianza latinoamericana y caribeña en favor de la niñez.


Por este año Huellas de ternura cierra en República Dominicana, para iniciar en el mes de enero de 2019 en Venezuela, donde se estiman actividades formativas y de movilización a través de Cáritas, Fe y Alegría, Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), Infancia Misionera, Cecodap y Consejo Evangélico Venezolano.



58 vistas